El Museo guarda la correspondencia que se ha mantenido con artistas, curadores e instituciones a lo largo de su historia. Son de particular interés, la inmensa serie de cartas con los múltiples artistas que hicieron parte de las Bienales Americanas de Artes Gráficas, que da cuenta de la relación que sostuvo el Museo con los artistas de los países del continente y con los distintos mediadores que hicieron posibles las gestiones en diferentes momentos.