Entrevista a Daniel Escobar. Artista Ganador de BLOC 2015. Marimba Expandida

Entrevista del Curador Alejandro Martín Maldonado, Curador a Daniel Escobar, artista ganador BLOC 2015 en el Museo La Tertulia

 

A.M: ¿Qué antecedentes tiene la “marimba expandida” dentro de tu trabajo?

 

D.E: Un antecedente de Marimba Expandida es la instalación interactiva Tuza fruto de un trabajo colaborativo al interior del laboratorio HiperLab de la Escuela de Comunicación Social de Univalle. Este trabajo parte del estudio y de la ejecución de instrumentos musicales cerámicos, pertenecientes al periodo Tuza de las comunidades precolombinas del suroccidente del país, y que hacen parte de la colección del Museo Arqueológico de la Universidad. La instalación permite que el público interactúe con unas réplicas de los instrumentos musicales, los cuales están cargados con sensores, haciendo que a partir de su manipulación se despliegue un paisaje visual y una composición sonora envolvente. El trabajo de la marimba bebe de esta misma idea del sonido como parte de una herencia cultural con la que es posible tender un puente a través del uso artístico de la tecnología.

 

A.M.¿De dónde surge tu interés por la marimba en particular?

 

D.E: La ciudad de Cali tiene una gran fortuna: es un centro de destino y reunión de muchas de las comunidades afrocolombianas del Litoral Pacífico y de sus expresiones artísticas. La marimba de chonta y guadua, patrimonio inmaterial de la humanidad, es el resultado de un proceso histórico de resistencia al sometimiento y al desarraigo, es el producto del encuentro de las raíces africanas del canto y el ritmo con el territorio, con los saberes de los habitantes originarios y con los materiales de la selva del Pacífico. Además de la cualidad de su sonido, lo más interesante de la marimba son el conjunto de prácticas que se articulan a su alrededor. Se trata de un instrumento perteneciente a una cultura viva, cuya construcción artesanal depende de la observación de los ciclos de la naturaleza, para la recolección de la madera, y cuya afinación ha dependido de la memoria del constructor y de la voz de las cantadoras.

 

A.M: ¿Cuál es el marco conceptual de tu trabajo?

 

D.E: Me interesan particularmente dos cosas que en últimas provienen de mis estudios sobre los medios en mi pregrado en Comunicación Social, de mi práctica profesional de creación de contenidos interactivos educativos y de mi maestría en Artes Electrónicas. La primera de estas inquietudes tiene que ver con las estrategias de inclusión del público al interior de la obra, de tal modo que pueda superarse en alguna medida ese carácter unidireccional de los medios a través de los cuales se expresan los discursos. En este sentido la obra se ubica en la línea de muchas obras del videoarte que despliegan diversas estrategias de interpelación del público para romper ese ocultamiento del cuerpo impuesto por el cine. La segunda inquietud está relacionada con la primera y se basa en el concepto de Interfaz Cultural. Una interfaz cultural es una tecnología que permite a los individuos acceder a su mundo cultural, proponiéndole un modelo de organización de las experiencias y la información, y unas estrategias de acceso, lo que entre otras cosas implica una disposición particular del cuerpo. En la obra he tomado la marimba como una interfaz cultural que a partir de la actividad corporal del intérprete nos da acceso a un conglomerado de imágenes que reflejan el universo de la marimba.

 

A.M: ¿Cómo ha sido todo el proceso de concepción y desarrollo del proyecto?

 

D.E: Este proyecto nace de un interés personal que encontró resonancia en las actividades de otras personas y grupos en la ciudad. Especialmente con el laboratorio HiperLab que ha venido desarrollando un proyecto de investigación y creación en Bahía Málaga, en la comunidad de La Plata. En el 2015 en el encuentro internacional de artes electrónicas Videosónica, en Cali, se realizó un taller de instrumentos musicales del Pacífico dirigido por músicos de La Plata. Estos instrumentos fueron intervenidos a través del uso de sensores electrónicos y de proyecciones de imágenes. En ese taller desarrollamos el primer prototipo de la Marimba Expandida.

 

Lo que siguió fue un proceso de diseño y desarrollo en el que se tuvieron en cuenta los aspectos funcionales y de experiencia del usuario, para la construcción de los componentes electrónicos y la programación en software de las proyecciones visuales. Así mismo se inició la construcción de la marimba, y la colaboración de su constructor, la Fundación Katanga, para que el color de las tablas de chonta fuese lo más claro posible, con el fin de que se pudiese proyectar imágenes sobre ellas. Esto implicó un trabajo arduo y prolongado de selección de la madera.

 

Otra colaboración importante surgió cuando la plataforma Cinespina se interesó en el proyecto y se vinculó en la confección de las imágenes de la instalación. Dado que la obra necesita una gran base de datos de videos para el montaje dinámico de las proyecciones, tanto Cinespina como HiperLab pusieron a disposición del proyecto sus bancos de imágenes en movimiento recolectadas durante años de trabajo en la región.

 

A.M: ¿Hacia dónde piensas dirigir tu trabajo ahora?

 

D.E: Me interesa seguir explorando trabajos en los que la actividad del cuerpo juegue un papel importante para el despliegue de la obra. Pienso en obras que integran dentro de sí objetos con una fuerte carga cultural los cuales determinan unos usos y unas disposiciones particulares del cuerpo. Me interesa interpelar la subjetividad del público hablando a otras partes de su cuerpo, no solamente a sus ojos y a sus oídos. Seguiré explorando la interactividad a partir de esta mezcla de objetos físicos con medios electrónicos y digitales e imágenes en movimiento, como una forma de crear discursos que al mismo tiempo intentan de ser diálogos.

 

A.M: ¿Cómo ves el desarrollo de las artes electrónicas en Cali y en el país?

 

D.E: Como la relación que sostenemos con nuestro mundo está cada vez más mediada por las tecnologías electrónicas, estas se convierten en objetos legítimos de la creación artística. Es necesario que nuestra sociedad elabore reflexiones sobre el fenómeno pues corremos el riesgo de convertirnos en simples usuarios de la tecnología. En el caso del arte, a través de la experimentación con medios y de la reflexión crítica, este se encuentra en un lugar privilegiado desde el cuál puede contribuir a cambiar o definir los usos sociales que hacemos de estas tecnologías. Me parece positivo que en la ciudad hayan aparecido artistas que aprovechen estas posibilidades en sus trabajos y que en los espacios de exposición exista recepción hacia ellos. También me parece valioso sucesos como el encuentro de artes electrónicas Videosónica que en los últimos años ha contribuido a difundir estas prácticas en la ciudad.

La Exposición Marimba Expandida  se realiza como parte del circuito de las Becas Locales de Creación BLOC donde La Sucursal, Lugar A Dudas y el Museo La Tertulia se unen para desarrollar exhibiciones con el propósito de incentivar los procesos creativos de manera consistente, estimulando y visibilizando la producción de los artistas contemporáneos de Cali y activando de esta manera la escena artística de la ciudad.

 

El objetivo de las Becas de Creación es  otorgar estímulos a proyectos en artes plásticas – inéditos o en proceso pero aún no exhibidos en todas las disciplinas: pintura, escultura, grabado, dibujo, fotografía, vídeo, obra gráfica, instalación, performance, intervención plástica, proyectos site-specific, arte electrónico, sonoro, relacional o en cualquier otro medio, admitiéndose igualmente los proyectos multidisciplinarios.