Mariángela Aponte

Es Arriba Es Abajo

 

 

Esta nueva producción de Mariángela Aponte nace de la conjunción de todos sus procesos anteriores de reflexión sobre el paisaje y su interés por el discurso romántico que continúa materializando a través de escultura, fotografía y electrónica experimental, añadiendo la experiencia del espacio.

 

En las conversaciones con Mariángela nos pusimos como meta fundir todos los conceptos e intereses suyos, que se leen como medios variados y preocupaciones diversas, en uno solo. El resultado es una especie de dibujo habitable. Aquí la geometría euclidiana, la lógica digital y las formas orgánicas se reúnen, se valora lo artesanal, se cuida el tránsito y la experiencia del estar.

 

Hiperromanticismo e hiperrealidad se unen en este proyecto por la inquietud constante de la artista sobre el río Cali en su condición actual de paisaje-ruina; une también su interés por el uso de tecnologías análogas y digitales con la necesidad práctica de conectar la Casa Obeso y el Museo La Tertulia.

 

En su manera multidimensional de abordar una idea, imaginó muchas formas de atravesar el río, desde tirarse con una cuerda de un lado al otro, hasta tener un cuerpo puente, un puente estable o un puente efímero, o incluso un puente que se pudiera habitar.

 

Según cuenta ella, ha fantaseado durante mucho tiempo con esta idea de puente, pensando siempre que los puentes no son solamente para pasar de un lado al otro, sino que el tránsito por el puente es importante, y que si el puente permitiera ver a través, sentirse dentro del agua, dentro del río, sería aún mejor.

 

Esta instalación es como sumergirse dentro del río mientras se contempla, es una estructura que le da posibilidades a la gente de ser parte de una ensoñación romántica de habitar, disfrutar el paisaje desde adentro y ojalá reflexionar sobre la condición actual del río Cali.

 

Adriana Ríos, curadora