JUGAR AL MUSEO

 

Jugar al Museo es una sala construida con piezas y módulos en cartón que forman una nueva arquitectura, una versión del museo dentro del museo que permite conocer lo que sucede en su interior, quiénes lo conforman, qué roles juegan y todo el trabajo que hay detrás de una exposición.

 

Sin embargo, esta sala no es una réplica a escala del Museo o una ruta didáctica para entender cómo funciona. Jugar al Museo es un universo en construcción, un espacio intermedio entre el arte y la educación, que se encuentra abierto al juego, a los recorridos y las preguntas, a la exploración. Es una oportunidad para convertirse en montajista, para conocer nuestra colección y crear una propia, para entender la manera en que se conserva una obra, para elaborar historias sobre los objetos que se exhiben, para diseñar los afiches o crear los videos que acompañan cada proyecto.

 

Es una oportunidad para apropiarse del museo, para desarmarlo, reorganizar sus piezas y reinventarlo.