Es solo un truco consiste en seis intervenciones repartidas entre la entrada y las escaleras del edificio principal del museo. Las obras buscan subvertir irónicamente algunos de los elementos más característicos del metalenguaje de las exposiciones a través de un diálogo a tres bandas entre espectador, museo y artista.

LEER MÁS

“Con mi trabajo de los últimos años intento el reflejar el mundo del arte como una gran fiesta en la que el artista debe interactuar con otros agentes allí presentes, como son el público, el museo, la galería, el mercado o el coleccionista. Centro mi atención en temas como el juego de relaciones de poder en el que nos movemos, los diálogos entre las diferentes disciplinas o las ilimitadas posibilidades que ofrece la distribución de las obras en el espacio. 

Debido a que el funcionamiento de este ámbito es mi principal fuente de inspiración, desde mi llegada a Colombia estoy disfrutando de un extrañamiento continuo con todo lo que me voy encontrando en los espacios artísticos del país; esta propuesta expositiva gira en torno a las posibilidades estéticas y conceptuales que me parece que tienen el mobiliario o unos elementos de emergencia nuevos para mi; en la misma línea, también me han influido museos de arte históricos, como el Museo Nacional de Bogotá, donde valoro la convivencia entre el arte precolombino, el colonial y el moderno, a pesar de sus evidentes diferencias estéticas. 

Mi propuesta se formaliza a través de cuatro intervenciones específicas repartidas a lo largo de la entrada y las escaleras del edificio principal del Museo de la Tertulia, con las que intentaré profundizar sobre la naturaleza de algunos conceptos del metalenguaje del Arte y de las exposiciones. La muestra comenzará con el cartel de la exposición -colocado en uno de los soportes habituales para este elemento-, que realmente será una pintura sobre tela; durante los trayectos entre plantas, se encontrará con tres intervenciones sobre elementos pertenecientes al museo: en la primera planta una camilla de emergencia intervenida con formas que hacen referencia a antiguas esculturas del continente americano como las de San Agustín, Isla de Pascua, etc; en la segunda planta, un “ángel” esculpido sobre un extintor se relacionará con el arte cristiano europeo; por último, en la zona oscura que precede al baño de la tercera planta, se proyectará un video sobre una señal de “suelo mojado”. 

En definitiva, propongo un juego al espectador habitual del Museo de la Tertulia, quién debera discernir continuamente cómo, cuándo y de que forma se encuentra el artista dirigiéndose a él.”

Daniel Jordán 

 
El titulo (“es sólo un truco”) proviene de una reveladora frase que se pronuncia al final de la película “La gran belleza” (Paolo Sorrentino, 2013)
 
Este proyecto es el resultado de la residencia de Daniel Jordán en Lugar a dudas.
Daniel Jordán
Durante el último año y medio, ha mostrado su serie “The Fool Show” en varias ciudades españolas como Valencia, Alicante y Castellón, gracias a la beca de producción «Proyecto 3-Arte y metamorfosis», del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana. Paralelamente, realizó una residencia artística en la Fundación BilbaoArte; estuvo presente en la feria JustMad’16 de Madrid en un stand del Cabildo de Lanzarote; también expuso en la galería Luis Adelantado de Valencia, a través de su convocatoria internacional Call’16. En los últimos meses ha trabajado en las islas Canarias, a través de colectivas en el museo TEA-Tenerife Espacio de las Artes y en CIC El Almacén de Lanzarote.

danieljordan.es

danieljordangarcia.tumblr.com

Galería

Eventos Relacionados

Más Exposiciones