Universo Holograma.
El Mundo fue plano, ahora es redondo y será un holograma

La idea de lo que es el “mundo” evoluciona a medida que la conciencia del hombre lo hace.  Nuestro mundo hoy en día está hecho de tres dimensiones, lo cual nos coloca firmemente en un globo terráqueo.  ¿Cómo toma forma una idea para implantarse en la conciencia? ¿De qué manera la emergencia de una tecnología (un medio de transporte, un medio de navegación o un medio de comunicación) modifican la conciencia de una civilización y su relación con el espacio, con el tiempo o con la realidad?

Esta exposición reúne un grupo de artistas contemporáneos de Francia y Colombia cuyo trabajo abre perspectivas sobre estos aspectos fundamentales.

Curaduría: Lina López & François Bucher

Artistas: Benoit Pype, Bernardo Oritz, Carlos Motta, François Bucher, Fabien Giraud y Raphael Siboni, John Mario Ortiz, Julien Prévieux, Kader Attia, Laurent Grasso, Leyla Cárdenas, Lina López, Nicolás Consuegra, Pierre Huyghe, Rometti/ Costales

Esta exposición hace parte del Año Francia Colombia, 2017.

LEER MÁS

Los navegantes que acompañaban a Cristóbal Colón temían el abismo que estaba al final de la tierra y las criaturas monstruosas que esperaban encontrar ahí. Tomando esa imagen como punto de partida, se evidencia que la idea de un mundo redondo tomó más de 1.700 años en implantarse en la conciencia humana. Su redondez ya había sido probada por Eratóstenes en 200 a.C, y sin embargo para los navegantes que acompañaban a Colón la tierra todavía era plana. En la misma época, pero desde la otra orilla, aquellos que vivían en tierra firme no percibían los barcos que llegaban. Los indígenas, al nunca haber visto algo semejante, les era imposible reconocer lo desconocido.

 

Nuestro mundo hoy en día está hecho de tres dimensiones, lo cual nos coloca firmemente en un globo terráqueo. Este es el estado de la consciencia de la civilización contemporánea, aún si nuestra física y nuestra matemática describen otras dimensiones; aún si el colapso de lo espacio-temporal –tal como lo entendemos– ha encontrado una expresión científica en la mecánica cuántica.

 

La idea de lo que es el “mundo” ha cambiado radicalmente con el paso del tiempo. ¿Cómo toma forma una idea para implantarse en la conciencia? ¿De qué manera la emergencia de una tecnología (un medio de transporte, un medio de navegación o un medio de comunicación) modifican la conciencia de una civilización y su relación con el espacio, con el tiempo o con la realidad?

 

Esta exposición reúne un grupo de artistas contemporáneos de Francia y Colombia cuyo trabajo abre perspectivas sobre estos aspectos fundamentales. El descubrimiento de Un Mundo Nuevo implica e infiere una mutación en la consciencia; ya que ver no es un problema ocular sino uno de civilización.

 

* La exposición Universo Holograma es un capítulo que se abre a partir de El Mundo fue plano, ahora es redondo y será un holograma, un exposición realizada en México y Suecia en 2016.

 

Mundo Holograma

El holograma hace referencia al estado donde nuestras coordenadas espacio temporales ya no son válidas. La palabra holograma viene del Griego “holos”, que significa completo, donde “todo se representa”. Invoca la consciencia de un universo donde cada fragmento contiene el todo.

 

Un ejemplo de esto el hongo Micelio que puede extenderse en un área subterránea enorme mientras que en la superficie está la apariencia de que hay hongos individuales. El punto es que todos esos hongos están ligados a la misma constelación invisible. Tim Ingold le sigue la pista al micólogo Alan Rayner al sugerir que la ciencia de la biología sería muy distinta si hubiéramos tomado al hongo Micelio como el prototipo de un organismo vivo. Porque desde ese punto de vista sería impensable asumir que la vida está contenida en los límites absolutos de las formas individuales fijas.

 

El hongo Micelio es entonces otra expresión de lo que se quiere decir con la palabra holográfico. Además de esto, la red subterránea de este hongo es casi idéntica a un dibujo abstracto de la World Wide Web, del internet. Una red que de por sí ha creado un nuevo paradigma de tiempo y espacio para nosotros, una nueva expresión de un metabolismo de inter-relaciones en el que de todos modos siempre estuvimos involucrados.

 

Emerge entonces un nuevo mundo sin fronteras, donde el pasado es imagen y semejanza del futuro, desenvolviéndose en el tiempo presente. Y donde el espacio puede ser doblado como en un “agujero de gusano”, metáfora que se utiliza en la física para nombrar un puente dimensional entre lugares en principio muy lejanos. Lo holográfico conduce el pensamiento a un Universo multidimensional donde la distinción entre la selva del chamán y nuestro ciberespacio ya no es tan evidente. El mundo cartesiano de valores fijos y fronteras precisas colapsa desde adentro.

Galería

Eventos Relacionados

Más Exposiciones